Logo Dkristal

El café, ¿en vaso de cristal?

Si hay algo que divide a todo hogar y ha llevado a las discusiones más encarnizadas es la pregunta: el café, ¿en vaso o en taza? Lo personal de la elección lleva a que el debate esté servido con este simple planteamiento. Además, los defensores de uno y otro bando suelen estar, por lo general, sumamente aferrados a su costumbre y la defenderán por encima de todo. ¿Cómo está más rico? ¿Qué recipiente potencia más su sabor? ¿Cuál es más práctico? Si bien el debate depende en muchos casos de criterios individuales, es cierto que existen ciertas características a considerar desde un punto de vista objetivo. ¡Vamos a verlas!

¿Porcelana o cristal?

Si conseguimos no dejarnos llevar por sentimentalismos, la primera cuestión sobre la que construir una argumentación a este respecto es la asunción de que lo lógico es elegir el recipiente más adecuado para el tipo de café que se vaya a tomar. Así, aspectos como la temperatura del mismo, la opción de convertirlo en combinado, la estética, la sostenibilidad… cobran relevancia a la hora de optar por la porcelana o el cristal.

  • Teniendo en cuenta la temperatura:

En lo que respecta a la temperatura debe reconocerse que las tazas son más apropiadas cuando queremos tomar un café calentito, ya que permiten tomarlo sin quemarse. La cerámica aguanta mejor la temperatura y, además, las tazas suelen llevar asas para agarrarlas sin temor a sufrir indeseables quemotazos. 

No obstante, ahora que comienzan a llegar las bajas temperaturas y aumentan los deseos de tomar cafés acurrucados a media tarde para entrar en calor, habrá quienes sostengan que prefieren hacerlo en vaso de cristal, pues el vaso se calienta más que la cerámica y así puede aprovechar para calentarse las manos. ¡Los frioleros también tienen derecho a opinar!

Lo que es indiscutible es que los vasos son ideales para esos cafés que se toman fríos, incluso con hielo. También para esos cafés tops que tomas cuando te sientes una persona creativa, añadiendo nata, helado e incluso licor. Esta es una buena opción para bajar la temperatura al café y que así el vaso no coja tantos grados.

  • Teniendo en cuenta la estética:

Que la bebida entre por los ojos es casi tan importante como su sabor. La presentación de un café puede ayudar en gran medida a disfrutar de su aroma y matices, apreciar la intensidad de su color, su cremosidad… Para todo ello el vaso de cristal ofrece una gran solución debido a su condición transparente. 

El vaso de cristal permite visualizar el contenido en su interior, constituyendo un verdadero placer para la vista del buen cafetero. De esta forma, podrá apreciar sus diferentes capas y estudiar su composición y textura. De hecho, las catas se suelen realizar en vasos de cristal.

  • Teniendo en cuenta la practicidad:

No siempre tenemos ganas de pasar mucho tiempo limpiando, ni espacio para colocar demasiados recipientes, ni paciencia para colocar un platito debajo de cada taza. En estos casos, los vasos de cristal son de gran ayuda: son apilables, por lo que ocupan poco espacio; son más fáciles de limpiar debido al material, que permite observar a simple vista si se nos ha escapado alguna mancha; y no siempre requieren de un platito debajo, ya que, según el tipo de vaso, pueden servirse directamente sobre la mesa.

  • Teniendo en cuenta la sostenibilidad:

En una época en la que, afortunadamente, todo el mundo se preocupa por la sostenibilidad de sus actos, comprar de manera responsable es indispensable. Por ello, los vasos de cristal o vidrio son una mejor opción que la cerámica, ya que son más fáciles de reciclar.

Tradición y cultura: España como embajadora del café en vaso de cristal

¿Sabías que España es prácticamente el único país del mundo que usa vasos de cristal para tomar café? Llamémoslo tradición, cultura… como queramos. Pero lo cierto es que en nuestro país el café, una de las bebidas más consumidas a nivel internacional junto al agua y al té, siempre ha sido en vaso. Y, ¿Cómo saber qué vaso utilizar para cada tipo de café?

  • Vasos cortos: para el café solo o cortado, tanto frío como caliente. El vaso corto de cristal es ideal para apreciar la cremosidad de un espresso y la intensidad de color de un café solo.
  • Vasos altos: para los cafés con hielo, helado o nata, o para bebidas tipo frapuccino. La transparencia de los vasos altos de cristal permite apreciar la mezcla de colores y texturas.

Un vaso que rompe con lo establecido

En Dkristal contamos con una pieza de cristalería idónea para disfrutar del buen café. El vaso Arabia 12 cl desafía las reglas. Se trata de un vaso de cristal de alta resistencia diseñado por profesionales baristas. Un recipiente perfecto para el café y sus combinados, gracias a su apilabilidad, regulación térmica, comodidad de consumo, su área de personalización y su fondo cóncavo. El Arabia 12 consigue mantener durante más tiempo la crema del espresso, así como apreciar su cremosidad e intensidad.