Logo Dkristal

Tipos de chupitos y vasos para disfrutarlos

¿Qué bebida tiene un carácter más social que los chupitos? Estemos en una pequeña celebración, disfrutando de una velada en la que acabamos de terminar el postre o en una fiesta con amigos y amigas, los chupitos no pueden faltar como culmen del momento en común o como preliminar a una gran noche. Generalmente realizados con un licor de alta graduación, la costumbre manda beberlos de un solo trago, por lo que se sirven en vasos de cristal muy pequeños apropiados para esta consumición de pequeño volumen.

Tomar un chupito va mucho más allá de disfrutar del licor o de la combinación que contenga. Es una experiencia en sí misma que nos aporta multitud de sensaciones: amistad, festividad, alegría, unión… incluso juventud. Es prácticamente un ritual para el que es importante conocer ciertos detalles si se desea aprovechar al máximo. Uno de ellos es la elección del vaso adecuado para cada tipo de chupito. Porque no, no todos los chupitos son iguales ni deben servirse de la misma manera.

Diferentes tipos de chupito

  • Chupitos de un destilado o de una única bebida con alcohol, ya sea vodka, whisky, ginebra, ron… Este tipo de chupito suele tener una elevada graduación y se sirve en un pequeño vaso de cristal. Algunos de ellos, además, cuentan con todo un procedimiento para su consumo, como es el caso del chupito de tequila. Para este, el limón y la sal no pueden faltar.
  • Chupitos digestivos. En España es costumbre tomar un chupito en los postres tras la comida, siendo cortesía del establecimiento en muchas ocasiones, para tratar de facilitar la digestión. Entre los más comunes se encuentran el de pacharán, licor de hierbas o crema de orujo. En este caso, el vaso de cristal que se utiliza es similar al anterior en dimensiones, tanto para estos licores con graduación alcohólica como para los que son sin alcohol, como el chupito de manzana o mora.
  • Chupitos flameados son aquellos que, independientemente del licor que contengan, se sirven tras haberle prendido fuego y se degustan con pajita mientras la superficie continúa en llamas.
  • Los chupitos en capas contienen diferentes licores, normalmente de textura cremosa, con distintas densidades. Esto provoca que en el pequeño vaso de cristal en el que se sirven puedan adivinarse los diferentes licores en varias capas hasta rellenarlo prácticamente por completo.
  • Una forma divertida de tomar un chupito, para los que son necesarios dos vasos de diferentes tamaños, son los denominados chupitos bomba. La dinámica es muy sencilla: un vaso pequeño de cristal con un licor en su interior debe introducirse, vaso incluido, en uno más grande que contenga una bebida normalmente energética e incluso cerveza. Esta bebida debe llegar hasta la mitad del vaso, para que el pequeño al caer ni lo rompa ni salpique demasiado. Uno de los chupitos bomba más famosos es el Jägerbomb, realizado con Jägermeister y Red Bull.
  • Los chupitos explosivos o machacados son especialmente divertidos y perfectos para el viernes o el sábado noche. Se trata de una mezcla de ginebra, vodka… y otra de Sprite o alguna bebida con gas. Una vez servido, ha de darse un golpe seco al vaso en la mesa tapando con la mano su boca para que se de una explosión de burbujas en su interior.

El vaso perfecto para degustar un chupito

Los vasos de chupito son vasos de cristal pequeños, de una altura no mayor a los 6 centímetros y con una capacidad que puede rondar entre los 30 y los 60 mililitros. Su forma acostumbra a ser cilíndrica con una ligera angulación para que la boca sea algo más ancha que la base, aunque existen todo tipo de variaciones.

Un material perfecto para los vasos de chupito, tanto para visualizar los diferentes colores y texturas de los licores que lo conforman como para resistir los golpes y demás manipulaciones a las que son sometidos, es el cristal fino de alta resistencia. En DKristal contamos con varios ejemplos de vasos de chupito diseñados y fabricados con este material que te sorprenderán por su extraordinaria transparencia, el brillo que le otorga el cristal fino, su pared y borde finos y su gran resistencia al impacto.

Vaso Luarca
  • Más disruptores son los vasos de chupito X-Line, ideales para quienes quieren ir un paso más allá presentando sus chupitos en un vaso distinto y original.
Vaso X-Line
Vasos X-Line
  • Igualmente sorprendente es el diseño del vaso de chupito Deva, preparado para aportar un toque diferente y divertido a cualquier celebración.
Vaso Deva

Escoge el vaso perfecto y prepárate para disfrutar del colofón perfecto a una comida familiar, a una reunión de amigos… o de la antesala que toda sesión de sobremesa se merece.